fbpx

¿Qué hace un Consultor?

El CONSULTOR es aquel sujeto EXTERNO, que brinda la ayuda que necesitas para lograr el mejor funcionamiento posible, detectando oportunidades de mejora y/o soluciones que usualmente no se visualizan estando sumergidos en la vorágine de la operación diaria de nuestra organización.

El consultor brinda la ayuda necesaria

Hay 5 acciones que son características del consultor:

1. Analizar el núcleo empresarial

Un consultor empresarial debe analizar los aspectos que componen el núcleo del negocio para poder brindar sus servicios de consultoría, acordes a las oportunidades, necesidades o problemas que se presenten.  

A este respecto, se deberán valorar las conversaciones con el equipo directivo así como con los trabajadores de menor rango, con el objetivo de obtener una perspectiva global y sistémica lo más completa posible.

También es importante entender el funcionamiento de la empresa, analizando cada detalle característico y dinámicas relacionales, que hacen a la cultura y el origen de los resultados organizacionales.

2. Establecer una estrategia de resolución

Estrategia para resolver conflictos o aprovechar oportunidades

Tras analizar fortalezas, debilidades, oportunidades, amenazas y los problemas que se aprecien en la estructura de funcionamiento de cualquier núcleo empresarial, otra de las tareas de un consultor es establecer la correcta estrategia de mejora.

Así por ejemplo, será imprescindible realizar el análisis sistémico integral de la compañía para trazar el plan de resolución que mejor se adapte a las posibilidades reales de la entidad.

3. Ejecución del Plan de Trabajo

En el ítem anterior habíamos hablado sobre la importancia de establecer una estrategia de resolución de forma teórica.

Sin embargo, un consultor pone en marcha el plan establecido para implementar dichos cambios de la forma más rápida posible, sin que un exceso de rapidez implique una menor eficacia de las decisiones a ejecutar.

Básicamente se trata de que el consultor busque nuevos recursos o mejore los ya existentes, ya sea modificando los hábitos o funciones de cada trabajador o valorando las posibilidades de optimización de los elementos que componen el activo de la empresa.

En el fondo, el trabajo de un consultor es el de asumir las responsabilidades correspondientes para trabajar con los miembros del equipo a cargo, desde los directivos hasta su cartera de empleados, mejorando la interrelación entre todos estos sujetos y dirigiendo sus acciones hacia un mismo beneficio común.  

4. Trabajar con perspectiva global

Generalmente, un consultor es contratado para solucionar un conflicto en particular.

Pero, como norma general, para la correcta realización de sus funciones este profesional se irá encontrando con una serie de problemas relacionados que deberá resolver con la máxima eficacia posible.  

Es así como este profesional debe contar con una visión sistemática y una perspectiva global sobre el entorno en donde se desenvuelve la empresa a diario. Si no tiene una visión amplia, corre el riesgo de trabajar de forma superficial,  ignorando los detalles que afectan a la elaboración de las distintas estrategias y medidas de mejora.

5. Adaptarse a los plazos temporales

Por lo general, la entidad que contrata a una empresa de consultoría es aquella que busca de forma urgente resolver cualquier tipo de conflicto que pudiera apreciarse en el seno de su entidad, por lo que, con independencia de lo que hace un consultor,  es fundamental que este sepa trabajar con unos plazos de tiempo lo más exactos posibles.

Es por ello que, es importante que el consultor sea claro sobre el tiempo establecido para solucionar un problema en concreto, a pesar de que este plazo siempre podrá variar de manera sustancial en el medio y largo plazo de nuestra empresa.